Close
suministros

¿Podemos asegurar los suministros y las cuotas de la comunidad en una póliza de protección del alquiler?

Aunque estas coberturas son difíciles de encontrar en el mercado o incluso en algún caso casi imposibles (según cuál de ellas estemos buscando), si existen algunas soluciones para las mismas.

Entre las soluciones que podemos encontrar en el mercado, estarían las que ofrecen un paquete de cobertura, que propone cubrir el agua, la luz y el gas o el cambio de titularidad de los contratos subrogados (de las dos opciones la más barata), con una indemnización única y máxima de 150€, sin posibilidad ni de ampliar la misma, ni de modular por suministro subrogado. Esta propuesta la podremos localizar en un numero muy concreto de compañías, que lo ofrecen como cobertura opcional.

Y por otro lado estaría la que propone Gallen Seguros, que ofrecería una solución para las mismas totalmente modular, es decir, podemos contratar el suministro que subrogamos en pago por parte del inquilino (agua, luz o gas), ofreciendo para cada uno hasta un máximo de indemnización de 200€ y 12 meses de indemnización. Además, también nos ofrece la posibilidad de subrogar las cuotas de la comunidad de la vivienda arrendada por parte del inquilino y en caso de impago otorgaría una cobertura de 200€ por mes de impago y hasta un máximo de 12 meses de indemnización.

¿Cuándo las contrataríamos y cómo?

Estas coberturas las podremos contratar siempre y cuando el propietario así lo decida y lo haga constar en el contrato de arrendamiento de la vivienda alquilada, y para ello, en el primero de los casos expuestos dichos suministros podrán estar o no a nombre de la propiedad de la vivienda arrendada para que pueda tomar efecto la indemnización propuesta, aunque en la mayoría de los casos el problema que ofrece este tipo de cobertura seria que la indemnización iría destinada a cubrir el cambio de titularidad, lo que dejaría sin margen de cobertura a los saldos pendientes del consumo que haya dejado el inquilino, teniendo que hacer frente la propiedad de la vivienda a dichos saldos para poder recuperar la titularidad de los mismos.

La propuesta de Gallen Seguros, pasaría por no perder la titularidad de los suministros subrogados, subrogando exclusivamente el pago de los mismos en la cuenta del inquilino. De esta forma la propiedad tiene siempre controlados los impagos desde el primer momento, y además como la cobertura en modular y mensual, se garantizará el cobro de todos y cada un os de los suministros subrogados hasta 200€ por mes y 12 mensualidades. La única exigencia para la contratación de la cobertura, será, incluir la subrogación en el contrato de arrendamiento y que permanezca el suministro a nombre del propietario de la vivienda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *